18 de abril de 2008

¡Mi hijo es maricon! … No, no mamá soy EMO




Todos tenemos derecho a expresarnos libremente, y más aún tenemos derecho a deprimirnos de ves en cuando, sobre todo si se es empleado asalariado. Pero acaso no sería bueno preguntarnos si esto tendrá una gran repercusión dentro de otros movimientos o desaparecerá tan pronto como los medios de comunicación nos indiquen que es lo de onda hoy (si se dice onda todavía?). No sé si para ser EMO se tenga que cumplir con ciertos requisitos como ser blanco, tener el pelo lacio, o ser delgado; pero lo que si sé es que hay gente que debería tener mas razones por las cuales deprimirse. Bueno para quienes querían ver mas acerca de este movimiento, o para quienes no sabían de la pluralidad con la que cuenta les dejo esta preciosa foto para que regocijen sus pupilas y suelten la lagrima..pero después de reír al verla.

2 comentarios:

Dam dijo...

Mi estimado Gilberto, he reido cuanto he podido con la foto que incluiste en tu breve texto. Pero bueno, con respecto al tema y desde mi muy particular punto de vista, este "movimiento" no es más que una ridiculez andante. Soy tolerante, estoy a favor del respeto y en contra de la violencia, pero simplemente no le encuentro ningún chiste a este grupo de niños bobos hiper dramáticos y sensibles que no le aportan nada a la sociedad, que no le hacen ningún bien (y ni siquiera ningún mal) a nadie y no proponen nada de nada, al menos no me he enterado, en cuyo caso, me retracto de lo último. Aunque estoy más que convencida de que la gente es libre de expresarse como se le dé la gana, no me agrada el "cómo" pero precisamente en eso reside la libertad; aunque sería bueno que no hicieran las cosas nada más por hacerlas o porque mamá y papá no les ponen suficiente antención y no los comprenden. Como bien dices, pasarán de moda, eso es seguro.

Gilberto Pizarro Pineda dijo...

Muchas gracias por el comentario.