18 de noviembre de 2009

-Si quieres acostarte con una mujer -me explicó con aires de suficiencia-, primero y principal, le regalas algo, segundo y principal, le haces beber una copa tras otra, o sea, la emborrachas. Una tras otra. Eso es lo principal, ¿entendido? Y entonces ya está lista. Fácil, ¿no?
Haruky Murakamy
Tokyo Blues

2 comentarios:

ZaiC dijo...

Ja... lo pior esq ya ni las chelas invitan

CataQueen dijo...

jajaja, buenisimo