15 de junio de 2009

Ramón Pantunflas




Algunos lectores me han preguntado quién es Ramón Pantunflas. Algunos otros han acusado a este blog (y a veces con razón) de ser un blog con tintes, chistes, anécdotas o personajes "localistas". No es mi intención tener que estar aclarando cada detalle. Más bien me da orgullo presentarles a mi querido y curioso compañero. Aquí una breve biografía.

Nació en Atécuaro, Michoacán, un 20 de julio de 2008. Es de una raza canina de origen alemán, también llamado teckel, dackel o perro salchicha. Su peculiar fisonomía se debe a una mutación genética conocida como bassetismo, que dota a los ejemplares de extremidades muy cortas en relación al tamaño del cuerpo. Su vida ha estado marcada por 3 momentos: 1. Una infancia feliz, placentera, cómoda, abundante, perrona. 2. El abandono por parte de su madre (humana), etapa que lo marcó por el resto de sus días, una etapa triste, oscura y lamentable. 3. Es un perro sobrio, estudioso, serio, formal y muy crítico. Busca la verdad, el conocimiento, la belleza y la existencia a través de la filosofía. Lee vorazmente a Theodore Adorno, Jean Paul Sartre, Foucault y no soporta a Sigmund Freud. Actualmente escribe un ensayo titulado Desórdenes de personalidad de un perro abandonado. Además, habla fluidamente alemán, español, inglés y japonés. Como cualquier mortal, tiene debilidad por las perras altas y de razas de pelea. Sigue buscando el porqué de dormir con una pantaleta roja en el hocico y tiene una fijacion con morder los dedos de los pies.

PD: Le encabróna que la gente u otros perros lo señalen o se refieran a él diciendo simplemente: "mira un salchicha".
Ahh, le caen mal los niños.

5 comentarios:

Gil dijo...

Shiales, no nació en Atecuaro. Fue en Morelia, y fue el 3ro en nacer, era negro por cierto.

ZC dijo...

Aw!

Óðinn dijo...

Me anticipo al 4° momento (aunque en realidad no entendí el 3° como un momento) que marcará la perra vida de esta honorable criatura, y este definitivamente será el inminente abandono de su aventurero padre para irse a "las europas"; espero que no vuelvan esos tiempos oscuros para Ramón, o tan solo que no se vuelva una salchicha anorexica, hippie o violenta... jajajaja

pobre Ramón, pero al menos estoy seguro que su ensayo va a quedar bien perron...

Thought_trotter dijo...

"Encabrona" no lleva acento, y entiendo perfectamente a Ramón, a mí tampoco me gustan los niños.

Al leer su breve biografía, no puedo evitar pensar "qué hombre más agradable, qué franqueza, qué seguridad, qué dirección más interesante, éste debe ser un tipazo", y de pronto, un golpe perro, pero si es un perro, quiero decir, no es un hombre perro...

La guera dijo...

Salió igual de feo y pendejo que su padre jajaja