14 de abril de 2009

Hace un Año

Por: Salvador Munguia

Hace un año mi salud era mejor que hoy, no tenia problemas con mis riñones, ahora me han detectado una que otra piedra. Voy regresando de la playa, y me doy cuenta que hace todavía un año, me parecía divertido agarrar mi mochila, una botella de whisky, mi casa para acampar, e ir en busca de una playa desértica, ahora me parece patético, una vil y mediocre forma de perder el tiempo. Hace un año, no me perdía un festival de rock, ahora mi cuerpo no soporta uno más, atreverme a ir a otro, sería un acto descabellado. Si bien es cierto que el tiempo cura heridas, también es cierto que cobra viejas facturas.


Hace más de un año, entre copas, mi amigo Gilberto Pizarro me planteó la posibilidad de abrir un blog, conociéndome la apatía e indiferencia que me caracteriza, él se encargó casi de todo, diseño, estilo, etc., pronto le mandé mis primeros textos, primero sobre música (la intención era subir programas pregrabados del programa de radio que sabatinamente conduzco en radio universidad), después lo que se nos diera la gana, no limitarnos únicamente con literatura, recomendaciones de cine, reseñas de música, crónicas de conciertos, inclusive realizar y subir algunos cortos (hasta la fecha solo uno), etc. Según Gil hoy cumple un año este blog, no lo sé, se me dificulta saber con certeza en que año vivo, los números y nombres del día. Pero confió en mi amigo. Y de ser cierto, agradecemos a nuestros colaboradores ocasionales que han venido a enriquecer este espacio virtual. Gracias a todos ellos. Pero de antemano, gracias a nuestros lectores, por sus comentarios, exigencias, reclamos y felicitaciones. No es presunción pero según el contador, hemos tenido más de 11550 visitas en un año, aproximadamente 31 visitas diarias. Gracias.


A propósito del tiempo (maldito tiempo, pinche tiempo)


“Nunca nos topamos con el tiempo, nos reparamos en su sustancia diversa, sus dimensiones, entrecruzamiento. Como nunca vemos el oro: sólo tarjetas de crédito, billetes, papeles, cifras. Nos dimos cuenta de que no lo vemos porque no sabemos que no lo queremos ver…” Guillermo Samperio


En un año prometí ser una mejor persona, ir a Europa, visitar a mi padre en los EU, renunciar a mi trabajo y mentarle la madre a mi jefe inmediato, leer 10 libros por mes, tener el hábito de escribir con regularidad, deshacerme de fotos que lo único que me producen es nostalgia y tristeza, tirar el celular a la basura, no llamar a deshoras a exmujeres, llevar a mi madre al mar, dormir antes de la media noche, no beber cerveza, beber menos días, comer cosas sanas, salir a correr 3 veces por semana, meter por lo menos un gol con mi equipo de futbol, ir a la cámara de diputados y gritarles “bola de rateros, culeros”, empezar a ahorrar, visualizar y programar un futuro, mantener una relación estable, creer en la monogamia, creer que la amistad no se ha extinguido (que está por ahí), rescatar una mascota de la calle, comprar una pistola, estudiar alguna maestría (buena para nada), ser mejor ciudadano, mejor hermano, mejor hijo, mantener vigente un blog con literatura chatarra.


Lo cierto es que ni soy mejor persona (tampoco la peor), sigo en Morelia, no he visto a mi padre, mantengo el mismo jodido empleo (obvio no le he mentado la madre a mi jefe), leo un libro al mes (con tanta dormitada), escribo cuando me da la gana, lloro con las fotos de siempre, llevé a mi madre a Pátzcuaro (pero no a la playa) importuno a examantes a altas horas de la madrugada, duermo después de las 3, bebo cerveza, bebo en exceso, intenté hacer ejercicio con mayor regularidad pero una rodilla se jodió, sigo en la banca (así será un pedo meter un gol, cuando menos), no he ahorrado ni un pepino, el futuro me deprime, mis relaciones son efímeras, sigo sin creer en la monogamia, la amistad se ha extinguido, soy peor ciudadano, odio a los perros y ahora resulta que soy alérgico al pelo del gato, no me habló con mis hermanos, soy un hijo indiferente, compré un revólver que dudo tener las agallas para un día usarla, fui a mentarle la madre a nuestros representantes de la cámara baja y no la pase nada bien en barandillas, en fin… sigo manteniendo y escribiendo en este maldito blog desde hace un año.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Felicidades papá!!

Vero dijo...

FELICIDADES POR ANIVERSARIO DEL BLOG.. y no te lamentes mi chava... yo te seguire esperando en Europa pa q me traigas un kilo de tortillas ja...

Anónimo dijo...

ATT: MAICOL B. Cumlplir un año mas no es motivo para nada de lamentos si no de alegria y celebracion salir a gradecerle al todo poderoso, sea quien sea este por haber logrado dicho triunfo y brindar con los amigos y enemigos que en esos dias regularmente es cuando se acercan a nosotros por lo menos para gorrearnos, en fin arriba ese animo y feliz primer cumlpeaños canibal twist y que cumplan 15 mas para presentarlo por fin a la sociedad.
P.D. QUIERO SER PADRINO DE LIGUERO PARA SUS XV`S. maicol bravo.

Anónimo dijo...

me encanta eso: "Si bien es cierto que el tiempo cura heridas, también es cierto que cobra viejas facturas."

oye amiguin, felicidades por el ann. de tu blog. :-)

daniel

Thought_trotter dijo...

Bueno, te faltó algo: propuesta, "quise creer que podía ser otro", respuesta, "soy el mismo y lo sé". ¡Al menos no te mentiste! No tengas nostalgia por algo inventdo, así estás de maravilla porque así eres tú...¿Quién coño dice que otra cosa es "mejor"?

¡Bien por tí!